27.1.08

Historias Épicas

Las historias épicas han cautivado la imaginación de la gente desde tiempos inmemorables. Cada cultura tiene una saga (o varias) acerca de grandes héroes y sus hazañas. En ocasiones son gestas basadas en hechos reales, mientras que en otras los autores recreaban los mitos de su época, con muy poca semejanza a un hecho histórico.

Con el auge de la fantasía, muchos autores se han subido al carro de las grandes sagas. Algunas pasarán a la historia (ya sea por meritos propios o en cambio por la mera publicidad), mientras que otras pasarán rápidamente al olvido.

A la hora de escribir este post es precisamente el problema que ha acuciado mi capacidad de narrar historias, ya sea a la hora de convertirlas en escritos, como a la hora de dirigir una partida.

No es que sea incapaz de crear una historia épica, de imaginar los héroes, de soñar con las gestas a realizar, de visualizar los pasajes de ensueño y fantasía que tendrían (o deberían) visitar. El problema es que las grandes sagas son extensas, para lo cual uno debería ser constante, y ahí radica mi problema, que no lo soy.

Son varias las sagas que han tenido su momento de gloria en mi cabeza, pero ninguna ha llegado a desarrollarse lo suficiente. Lo curioso es que partidas que comenzaron sin pretensión de ser grandes campañas, han conseguido quizás ese estatus, y el aprecio de sus jugadores.

Curiosa paradoja.

3 comentarios:

Iohannes dijo...

Supongo que ello se debe al grado de proporcionalidad de la historia que se presenta.
Como ejemplo, un botón: si bien la partida de Eberron, objetivamente, está protagonizada por unos personajes de “sólo” nivel 6, a mí me parece una de las partidas más épicas que haya jugado en mucho tiempo.
Un grupo de extravagantes mercenarios elfos de una cultura beligerante con tintes orientales (claramente “islámicos”, por otra parte); las oscuras junglas de Q’barra; dracotauros en un templo olvidado; combates en plataformas ancladas sobre un río de magma; energías arcanas capaces de transmigrarse a cuerpos vivos, marcando de manera aberrante la carne de los hermanos de sangre; una investigación contrarreloj; una secta que parece ir un paso por delante...

Si no es épico, machote, mal vamos.

syntax dijo...

Hombre, en general me refería a sagas creadas por mi ;) La campaña de Eberron, sin negarte todo lo que dices no ha sido creada exclusivamente, hay detrás un libro y unas aventuras ^_^

Iohannes dijo...

Apz.

:P