4.5.08

GTA IV: La nueva superproducción binaria

Bueno, pues ya tengo mis primeras impresiones acerca del GTA IV, que se pueden resumir en una sentencia: Cuando juegue en cooperativo, yo no voy a conducir.

Empecé el juego llevando a mi primo borracho a su casa (la historia comienza siendo un emigrante que va a vivir con su primo en los EEUU), tarea que se antojaba fácil si no fuese por:

  • La primera vez encaje el coche entre dos edificios, sin posibilidad de sacarlo. Resultado, a reiniciar el juego.

  • La segunda vez llegue hasta algún punto de la ciudad, momento en el que el coche dijo basta, no me pegues mas, y dejo de funcionar. Resultado, a reiniciar el juego.

  • La tercera vez, como dice el refrán, fue la definitiva, pues llegue a casa de mi primo. Esta vez el coche aguanto los palos, y la falta de piezas. También me lleve por delante a unos cuantos peatones (ya hablaré de esto, ya), y provoqué algún que otro accidente.


Bueno, pues la historia pudo por fin despegar, y tras unas cuantas escenas de vídeo, se acabó el minitutorial y empezó prácticamente el juego en si:

  • La primera tarea era llegar hasta donde trabajaba mi primo, presuntamente a pie. Pero entonces me dije, que diablos, esto es el GTA, así que robé un coche. Curiosamente este no lo estrellé y no me llevé a mucha gente por delante. Debía ser porque el coche era mio (bueno, lo había robado), porque con el de mi primo es otra historia...


  • La segunda tarea era llevar a mi primo a un garito de juego ilegal. Curiosamente solo me llevo dos intentos (vamos mejorando), y de hecho, al segundo solo llegó con el coche ligeramente abollado. Entonces se desató un nuevo infierno personal, porque aparecieron los albaneses.


No es que tenga nada en contra de los albaneses, pero se supone que quieren darle una lección a mi primo, porque le deben dinero. Así que debo despistarlos si hacerles daños, que si no les tendrá que pagar más (que gente más comprensiva, si te los llevas por delante, no te muelen a palos, no, te piden una indemnización y santas pascuas).

  • El resultado de esta huida es un calco del comienzo del juego (bueno, de mi comienzo del juego). Aunque creo que he mejorado. Esta vez no lo encajoné entre dos edificios. No. Esta vez me caí por un talud con el coche y este siguió andando. La pena fue que aunque despisté a los albaneses, instantes después me estrellé al tomar una curva.


En fin, que el juego parece interesante, aunque eso lo sabré con seguridad cuando devuelva a mi primo a la seguridad de su casa, pues por ahora sigue jugando a las cartas mientras espera que sea capaz de despistar a los amables albaneses.

Y en cuanto a las muertes que mencionaba, ya llevo 8, y eso que se supone que aún no he comenzado mi carrera criminal. mrgreen

2 comentarios:

Iohannes dijo...

:D

Muy bien, muy bien. Ya sabes acelerar con el gatillo derecho.

Sabes que con el izquierdo se frena, no? Es un detalle importante...

:P

Iohannes dijo...

Punto dos:

No sé si a ti te pasa, pero yo con el GTA IV veo a Óscar por todas partes... Un tipo de Europa del este... albanokosovares...

XD