5.10.10

Partidas que salen mal

Hace ya un tiempo, me regalaron el que considero que fue el mejor juego de rol publicado en el 2009.

Un juego de ciencia ficción, mi genero favorito, y a pesar de ello, apenas visito en mis partidas. De hecho, lo he intentado en el pasado con otros juegos de ciencia ficción y los resultados nunca fueron reseñables.

Aún con todo, me armé de valor y preparé una partida. Como estaba comenzando con Eclipse Phase, la primera partida la plantee desde el punto de vista del aprendizaje, quería que mis jugadores se acostumbrasen al universo, lo conociesen, supiesen como moverse por el...

El resultado fue un fracaso. No solo no supieron asumir la situación y el mundo que les rodeaba .
Podría hablar largo y tendido de como fue el desarrollo de la partida, pero bien se que aún no están conformes con como se desarrolló (dos de tres "muertos", y buscados por una corporación). El verdadero problema para mí es que no han asumido que no es una partida de D&D (y no por los argumentos que ellos piensan).

En D&D (u otro juego de fantasía, que para el caso es indiferente), la mayor parte de los casos los PJ son los "reyes del cotarro", visitan dungeons donde luchan, conquistan y saquean; cuando vuelven al pueblo son los héroes, disfrutando de la fama o la admiración de los campesinos (y la envidia secreta de muchos). No solo eso, sino que quitando a los "malvados", hay poca gente que se compare a ellos en términos de "poder".

En EP, como en otras ambientaciones de carácter futurista, esta situación se diluye bastante. Ya no hay pequeños núcleos poblacionales de gentes con poca educación, donde cualquier cosa que se salga de la rutina ya es todo un acontecimiento. Los PJ dejan de ser el "centro del universo", pasan a ser uno más, y eso es un cambio chocante, que no todos pueden asumir. Por eso ya no funciona siempre el recurso de "patada a la puerta". Ahora los PJs viven en un mundo más complejo, con reglas y convenciones sociales que no los colocan de forma automática en el centro de todas las atenciones.

Y para concluir, el problema se agrava cuando la respuesta que se proporciona por parte de los jugadores es "vamos a estudiarnos las reglas bien"

En fin, dije que fue un fracaso, y dado que era mi partida, tengo que asumirlo, y pensar que puedo hacer para evitar que se repita. Porque a mi si que me gustaría repetir con el juego, porque creo que se merece otra oportunidad.

1 comentario:

Tepes dijo...

No creo que el que una partida salga mal o bien dependa tanto del juego (ya sea por ser los heroes o personajes sin ningun tipo de peso) como por las actitudes personales frente a lo que seria el comportamiento del jugador y el del personaje.

Yo tambien creo que EP tiene mucho potencial, y si bien es necesario un estudio por parte de los jugadores, no tanto de las reglas en si mismas (que al final todos los juegos se resumen en lo mismo: como especificar la posibilidad de exito o fracaso de una accion) si no por comprender la realidad del mundo en el que se juega.

Si no se conocen los limites del propio juego va a ser dificil poder interpretar con normalidad. Por ejemplo: si en un juego de fantasia hacias algun tipo de "cafrada" en un pueblo perdido de la mano de dios, no tenias mas que cambiarte de nombre, quizas de ropa y trasladarte a otro lugar suficientemente alejado para volver a ser anonimo, ya que la velocidad de transmision de la informacion es muy lenta.

En EP a poco que hagas cualquiera con algunos conocimientos (cosa sencilla) y ciertos recursos podria tratar de rastrearte. Y es que en universo ultratecnologico en el cual se vive en una especie de metarealidad, la privacidad es un verdadero lujo.

¿Este escollo como se evita? Con un poco de interes por parte de los jugadores. Y ahi es donde reside el verdadero problema. La actitud de tener que sobresalir sobre el resto, de enfrentarse "por caracter" en lugar de cooperar, en escudarse detras de "...pero es que mi personaje es...". Si no se forma un verdadero grupo entre los jugadores, va a ser dificil hacer lo mismo con los personajes.

La situacion actual da que pensar.

(Disculpa por la falta de tildes, pero voy con prisa)