4.11.14

30 dias, 4ª pregunta


¿Qué consejo le darías a un máster que fuese a dirigir su primera partida?



Lo tengo claro, diviértete. Es esencial no olvidarse nunca de este principio. Lo que yo he hecho en más de una ocasión para mi desgracia, con las consecuencias pertinentes.

En el momento que se pierde de vista esta idea, lo más seguro es que se caiga en discusiones estúpidas que lo único que hacen es enturbiar el ambiente. Discutir es inevitable, surgen de manera espontánea, pero si realmente disfrutamos con esta actividad, no deberiamos permitir que  se pasase del calentón momentaneo.

No podrás evitar las discusiones con esta idea, pues al fin y al cabo hay más personas en la mesa. Si recuerdas para que juegas, para divertirte, afrontaras las discusiones o los problemas con tranquilidad, y contribuirás de manera significativa a que todo quede en una anecdota.




No hay comentarios: