4.11.14

30 dias, 4ª pregunta


¿Qué consejo le darías a un máster que fuese a dirigir su primera partida?



Lo tengo claro, diviértete. Es esencial no olvidarse nunca de este principio. Lo que yo he hecho en más de una ocasión para mi desgracia, con las consecuencias pertinentes.

En el momento que se pierde de vista esta idea, lo más seguro es que se caiga en discusiones estúpidas que lo único que hacen es enturbiar el ambiente. Discutir es inevitable, surgen de manera espontánea, pero si realmente disfrutamos con esta actividad, no deberiamos permitir que  se pasase del calentón momentaneo.

No podrás evitar las discusiones con esta idea, pues al fin y al cabo hay más personas en la mesa. Si recuerdas para que juegas, para divertirte, afrontaras las discusiones o los problemas con tranquilidad, y contribuirás de manera significativa a que todo quede en una anecdota.




3.11.14

30 días, dia 3

Seguimos con el desafío de los 30 días


¿Prefieres hacer un spin-off, o jugar una partida independiente?

Pues hago de las dos variantes. En general planeo las partidas con arcos argumentales, unos más extensos que otros, pero que tengan opción de formar uno mayor en conjunto.

En si esto podrían considerarse spin-off, aunque como me gusta introducir variedad, cambiar de ambiente, e incluso de grupo de juego, se acerca más al concepto de partida independiente.

Vamos, un caos 


2.11.14

30 dias, numero 2

Seguimos con el desafio:


¿Cuál ha sido tu mejor sesión? ¿Porqué?

Pregunta difícil, porque ha habido unas cuantas buenas. Sin duda alguna de las correspondientes a las que dirigí para D&D 3.5 (reemplazado por Pathfinder al final) y especialmente las de Ptolus.

Fueron partidas en las que quise aportar un enfoque diferente a las partidas tradicionales de D&D. Un entorno urbano, con todo lo que implicaba. No había hordas de orcos o guaridas que explotar. Había vecinos, tenderos... y enemigos, pero estos se ocultaban de manera insidiosa :)

La propuesta fue acogida de manera entusiasta por los jugadores, y se implicaron bastante en ella. Esa implicación me animó a intentar nuevas ideas, como un periódico que recogiese las hazañas de los jugadores.

En resumen, una partida que guardo con cariño.

1.11.14

Los 30 días

Este es un desafio que ya me propuse el año pasado, pero que al final ni lo empecé. Así que este año lo voy a usar de excusa para revitalizar el blog que lo tengo tirado.

Para el que no sepa de que va todo esto, lo explican mucho mejor que yo en Trasgotauro.



“¿Con qué rolero que no has jugado nunca te gustaría jugar?”

Uff, pues con alguno de los blogueros que sigo, como Crom o Turbiales. Principalmente por la pasión por esta afición que compartimos y a la que hacen un enorme servicio con sus entradas y videocasts.